Diferencias entre la adopción y la gestación subrogada

Las técnicas de reproducción asistida están pensadas para que aquellas parejas o personas que quieren tener un hijo y no pueden serlo de forma natural, puedan hacer realidad su sueño. Sin embargo, los tratamientos de fertilidad tradicionales no siempre son efectivos y es necesario recurrir a otras alternativas como la adopción y gestación subrogada.

Existen muchas diferencias entre estas dos opciones, ambas con sus pros y contras y con sus partidarios y detractores. ¡Te invitamos a conocer más sobre este tema!

 

Gestación subrogada

 

La gestación subrogada es una de las opciones más atractivas para aquellos que quieran tener un hijo. El aumento de solicitudes para llevarla a cabo así lo refleja.

El crecimiento de la demanda de las parejas homosexuales y de madres/padres solteros ha hecho que crezca de una manera considerable en los últimos años.

 

Beneficios de la gestación subrogada

  • El bebé puede compartir carga genética con uno o con los dos progenitores.
  • El tiempo de espera, en comparación con el de la adopción, es muchísimo más corto, siendo aproximadamente de 1 año.
  • Las condiciones son más flexibles en cuanto a edad de los futuros padres.
  • Se realiza de forma segura con grandes profesionales en nuestras clínicas de California.

Los niños nacidos a través de gestación subrogada vienen al mundo por deseo expreso de los padres. Además, si en el futuro se le quiere explicar al hijo el origen de su nacimiento, es mucho más fácil de llevar por él, ya que los padres han estado desde el primer momento del proceso.

 

Adoptar un bebé

 

En el caso de adoptar un bebé nos encontramos con la primera pregunta: ¿nacional o internacionalmente? Las adopciones nacionales son muy difíciles de realizar, ya que para poder adoptar a un niño español hay que cumplir unos requisitos muy exigentes y muy rígidos, tanto a nivel económico, como psicológico, físico, etc.

En el caso de las adopciones internacionales, cada vez hay más trabas, siendo mayor el papeleo necesario para poder traer a un niño de fuera.

En consecuencia, el tiempo de espera desde que se formaliza la solicitud suele ser de unos 2-3 años dependiendo del país y de todos los requisitos que se impongan para los solicitantes.
Cuando el niño o niña que se quiere adoptar es español, este tiempo llega a sobrepasar los 5 e incluso los 9 años.

Finalmente, en el caso de adopciones por parte de pacientes oncológicos, estos pueden encontrar grandes trabas burocráticas dada su enfermedad, por lo que muchos pacientes de cáncer acaban optando por la gestación subrogada.

Además, el hecho de adoptar a un niño o niña que no comparte carga genética con los padres adoptivos y de no poder disfrutar de los primeros meses y años del bebé hace que cada vez caigan más las solicitudes de adopción.

 

Conclusiones, ¿gestación subrogada o adopción?

 

Existen pros y contras de ambas modalidades, pero en definitiva lo que se busca es la felicidad tanto de los padres como del futuro hijo.

Si lo que quieres es disfrutar de la paternidad/maternidad desde el minuto 1 del nacimiento del niño, la gestación subrogada es tu mejor opción. Pregúntanos sin ningún tipo de compromiso y resolveremos todas tus dudas.

No Comments

Post A Comment