Cáncer y gestación subrogada | SCRC España

¿Cómo puede ayudar la gestación subrogada a los pacientes de cáncer?

La legislación actual en materia de adopciones no recoge ninguna limitación específica para las personas que hayan superado un cáncer. Sin embargo, muchos enfermos oncológicos reciben negativas debido a su enfermedad. En estos casos, ¿cómo puede ayudar la gestación subrogada a los pacientes de cáncer?

 

Cáncer y fertilidad

 

El cáncer y las terapias para combatirlo pueden tener como consecuencia la esterilidad temporal o definitiva para muchos enfermos.

Los medicamentos usados para atacar a las células cancerosas suelen atacar también a las células sanas. Incluyendo las productoras de gametos (espermatozoides y óvulos). Por tanto, pueden tener un impacto directo en la fertilidad de los enfermos.

Siempre el cáncer lo permita, el especialista puede recomendar la preservación de la fertilidad de los enfermos. Ante todo se tiene en cuenta que la salud del paciente es lo primordial.

En la actualidad, la congelación de muestras de semen y la vitrificación de óvulos son las técnicas más recurridas para preservar la fertilidad de los pacientes oncológicos.

Pero no siempre es posible demorar el inicio del tratamiento contra el cáncer para preservar la fertilidad de los enfermos. Algunos tumores agresivos obligan a dar inicio al tratamiento de forma urgente, para que no se ponga en riesgo la vida del paciente.

En otros, como el de mama, la preservación de la fertilidad no es posible porque las terapias hormonales pueden resultar contraproducentes. Y, finalmente, hay ciertos tipos de cáncer en los que es necesario una cirugía, como el cáncer de útero, que impediría a la mujer tener hijos en el futuro. En estos casos, la adopción o la gestación subrogada son dos opciones a valorar para poder ser padres.

 

Adopción para pacientes oncológicos

 

Según la normativa actual, para poder adoptar se tienen en cuenta dos consideraciones:

  • La capacidad objetiva de los demandantes
  • La idoneidad de los mismos

Es en base a esta segunda consideración que muchas parejas encuentran negativas. El cáncer es considerado una circunstancia personal objetiva no excluyente. Pero sí negativa, aunque la enfermedad se haya superado con éxito. Es decir, que aunque no se tipifique como causa de negación, sí puede afectar negativamente a la decisión de aprobar o no una solicitud de adopción.

Por otra parte, cuando se inicia un proceso de adopción, los interesados deberán acreditar que la enfermedad ha remitido completamente. Aportando certificados médicos que así lo demuestren. Y el criterio considerado para que la probabilidad de recaída se reduzca se sitúa entre los 3 a 5 años, según la comunidad autónoma. Lo que puede retrasar aún más la posibilidad de adoptar.

La adopción puede ser un proceso muy largo y costoso. Muchas parejas permanecen en las listas de espera durante años para finalmente ser rechazados. Esta negativa puede considerarse incluso como discriminatoria y supone un duro golpe que obliga a las parejas a buscar alternativas. Y las adopciones internacionales pueden tener mayores restricciones para los futuros padres adoptivos con antecedentes de cáncer.

 

Cáncer y gestación subrogada

Muchos sobrevivientes de cáncer encuentran en la gestación subrogada el medio para poder tener hijos biológicos.
En los países en los que la gestación subrogada es legal, se pueden utilizar los óvulos preservados para una fecundación in vitro y la transferencia de embriones a una gestante sustituta. También es posible la transferencia de embriones congelados antes del cáncer. De esta forma, el bebé compartiría el 100% de la identidad genética con los futuros padres.

Sin embargo, si los óvulos han sido congelados o los embriones han sido creados en España, NO es posible transportarlos a otro país para realizar una gestación subrogada. Esto se debe a que en el país en el que se han creado (España), esta práctica es ilegal.

En estos casos, se podría recurrir a una donante, cuyos óvulos se fertilizarían con el esperma del futuro padre. O, siempre que la salud de la mujer lo permita, se podría someter a una nueva estimulación ovárica para que otra mujer lleve el embarazo en su lugar.

 

Si quieres saber más sobre cómo la gestación subrogada puede ayudar a los enfermos de cáncer, no dudes en contactar con SCRC España.

No Comments

Post A Comment